Plagio en la UIS Colombia

Plagio en la UIS

Mi nombre es Silvana Casal, soy egresada del programa de Doctorado en Historia del Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, de Morelia, Michoacán, México. Previamente, entre 2007 y 2009 realicé mi maestría en Enseñanza de la Historia en el mismo Instituto.

Hacia junio de 2015 recibí un correo de una persona que no conocía que me informaba que habían plagiado mi tesis de maestría: Diagnóstico del proceso de enseñanza-aprendizaje de la historia en las escuelas secundarias generales de la ciudad de Morelia. Una aproximación a los aprendizajes de los alumnos, que había sido defendida por mi en febrero de 2010. También me envió esa tesis para que la comparara con la mía. Así lo hice y era una copia en un 90% al menos.

Lo primero que hice fue investigar quién era y de dónde la persona que me había plagiado. Resultó ser la colombiana Farly Encarnación Heredia Tovar quien presentó la tesis de Licenciatura, en la Escuela de Historia, Facultad de Ciencias Humanas, de la Universidad Industrial de Santander, Bucaramanga, Colombia, denominada Diagnóstico del Proceso de Enseñanza Aprendizaje de la Historia de la Unidad Técnica Educativa Francisco José de Caldas, de la ciudad de Arauca. Una aproximación a los aprendizajes de los alumnos, en julio de 2014. Obtuvo, a partir de dicha tesis, el título de grado en la carrera de Historia y Archivística. No entendía cuál era la conexión que existía entre esta persona en Colombia y yo en Morelia y resultó ser el Dr. Francisco Javier Dosil Mancilla. Esta persona fue mi asesor de tesis y el asesor de la persona plagiadora.

Denuncié estos hechos en la universidad de Colombia e iniciaron el proceso de investigación, también en el Instituto de Investigaciones Históricas con la sorpresa que la señora Heredia Tovar estaba ahora cursando la maestría en dicho instituto. A ver si me explico: me plagió en Colombia con ¿ayuda? del asesor y vino a Morelia a hacer la maestría, demostrando un grado de impunidad vergonzoso. A partir de ese momento solicité al IIH que iniciara una investigación. Enviaron las dos tesis a 3 peritos externos, ajenos al Instituto y a la Universidad y los tres determinaron que era plagio. Entonces la dieron de baja en el programa, Conacyt le quitó la beca e informaron a migraciones. El hecho de que fuera plagio implica que presentó documento falso para anotarse en la maestría y eso es más que suficiente para darla de baja.

Pero, la señora Heredia presentó un amparo ante el juez sosteniendo que dicha decisión del IIH de darla de baja violaba sus derechos. El juez dictó suspensión y amparado en el principio de presunción de inocencia pidió que se la vuelva a dar de alta. Entonces la señora volverá a la maestría como si nada hubiera sucedido.

Extraño mensaje el que dan las instituciones jurídicas.